Sección
“Los chicos de la Selección entienden todo el deporte, son unos animales”

Carlos “Gallego” Sánchez fue el capitán de la Selección Argentina durante diez años, disputó cuatro mundiales y fue el mejor argentino en Italia en su época. “Nosotros no jugábamos bien, defendíamos como animales”, fue su frase al referirse a su época en la Albiceleste.

Sebastián Larocca

El “Gallego” Sánchez es un símbolo de la Selección Argentina. Retirado hace diez años, el ex capitán pasó por el Instagram Live de Pasión Futsal para hablar de su época como jugador y de la actual.

Comenzó su carrera en Unión de Olivos, su equipo de barrio, allá por 1995. Luego de un cuadrangular ante Boca, Ferro y Atlanta, enseguida el DT de la Selección Argentina Fernando Larrañaga lo iba a convocar. Fue después de las Eliminatorias del Mundial de España 1996.

“El primer entrenamiento fue en el Cenard, me acuerdo que Larrañaga me recibió y me dijo: ‘usted no tiene posibilidad alguna de viajar. Ni hola me dijo’”, recuerda y se ríe el “Gallego”. “Me dijo que si quería me quede a entrenar igual”. Después el Gallego iba a construir una gran carrera en la Selección Argentina, incluso iba a pasar a Boca, equipo que también dirigía Larrañaga y donde logró dos títulos de liga. “Era de los pocos equipos que entrenaban, que pagaban un buen viático. Yo quería mejorar y crecer en el deporte. En Unión de Olivos entrenábamos dos veces por semana e iban la mitad de los jugadores. Era otra época”, explicó.

Luego de jugar el Mundial de España ’96, Sánchez se dio cuenta que “éramos totalmente amateur, había una diferencia abismal. Yo jugaba en Unión de Olivos y me encontré jugando en el Palacio de Deportes de Murcia. Pero no sólo me pasó en el ’96. Me pasó en el ’98 y después también. Era un contraste muy fuerte jugar en la liga Argentina y salir a jugar un torneo internacional con la Selección”.

A mediados del ’98, Sánchez pasó al Futsal italiano junto a su amigo Yony González. En esos años se transformó en el mejor argentino en Italia. “Fui al Genzano (ganó un scudetto) y no sabía con qué me iba a encontrar. Me dieron un departamento, un auto, teléfono, plata adelantada y nos fuimos quince días a la montaña a hacer la pretemporada. Acostumbrado acá, Italia era superprofesional”.

El “Galle” jugó siempre Futsal, fútbol jugó un lapso muy corto en Chacarita, en las Inferiores. “Jugaba de cuatro, pero fue poco tiempo”.

Al ser consultado por el mejor momento de la Selección Argentina que él integraba, fue lapidario con el sistema táctico que utilizaban. “Como torneo mejor jugado no hubo ninguno. No quiero ser malo. Todas las tácticas ganaron. Los que trabajan, los que no trabajan, los que se defienden y los que presionan. Pero nosotros no jugábamos bien en esa Selección, defendíamos bien, como animales”. 

El “Gallego” Sánchez fue el capitán del primer título de Argentina y el primer triunfo ante Brasil, en Malasia 2003. “En Malasia fue la única vez que dijimos: acá estamos nosotros. La verdad que fue una alegría, no sabíamos cómo festejar. Era impensado ganarle a Brasil. No me quiero imaginar lo que habrán sentido los chicos campeones del mundo”, dice con total humildad.

“Hoy los chicos tienen otras armas. No sólo de los clubes, sino que ya lo tienen incorporado. Si me pongo a pensar hubiese entrenado más en el gimnasio, me hubiese cuidado más en la alimentación”, explica.

Cuenta cómo vivió el título del mundo de Colombia 2016. “Lo viví como nunca, en la final me puse a llorar de alegría, nunca me pasó ni cuando jugaba. Porque los conozco de muy chicos a todos. Venían atrás nuestro y les deseamos siempre lo mejor, con muchos compartí sus comienzos en el Futsal. No viajé a Colombia por culpa de Yony González, que le tiene miedo al avión. Siempre estuvimos por sacar el pasaje”, se lamenta entre risas.

De su paso por el Celta de Vigo en España se lamenta no haber jugado más tiempo en esa Liga. “Es otro juego, otra preparación, otro nivel, una cosa increíble. Si bien no había habido ofertas concretas, en esa época nosotros jugábamos en Italia porque nos pagaban más que en España”.

Sánchez, ya con 45 años, explica la diferencia que había con la Selección de antes. “En las Eliminatorias del Mundial de Guatemala 2000 nos reunió Larrañaga (el DT en ese momento) y nos dijo que la AFA no iba a pagar los pasajes de Europa a acá. Que quién estaba dispuesto a venir igual. Y todos dijimos que sí, pero no era sólo pagarnos el pasaje, sino que nuestros clubes no nos pagaban el mes que no jugábamos. Hoy a los chicos le dan todo eso y está muy bien que sea así”.

“El otro día Yony González te contó en la nota que invitamos hace unos años al brasileño Vinicius a un asado y él nos contó que antes de jugar con nosotros miraban videos nuestros, trabajaban los partidos. Y nosotros ni siquiera los conocíamos a ellos”

“En el ’98 el brasileño Manoel Tobías iba con una 4x4, con su mujer, no sé cuántos dólares gastaba de teléfono y nosotros con los viáticos les comprábamos los botines a ellos cuando terminaban los torneos”, se ríe y explica con estos ejemplos las diferencias que había con Brasil.  

Fue el capitán de la primera Copa América que ganó Argentina, en el 2003 en Paraguay. Vencieron 1-0 a Brasil en una noche para el infarto. “Fue impresionante. Nosotros estábamos en el vestuario y pensábamos que por perder hace unos meses atrás en Malasia, de la bronca nos iban a hacer catorce goles. Estaban todos: Falcao, Fininho, Manoel Tobías, entre otros. A las 16 teníamos que salir al estadio y Javier Guisande (el arquero) no aparecía. Larrañaga estaba como loco. A los diez minutos llega con el pelo parado con jabón y escuchando música. Yony le recriminó que iba a hacer calentar al técnico. Se sacó un auricular y con total tranquilidad nos dijo: ‘hagan un gol que hoy ganamos’”.

Y siguió: “Ese día, faltando siete minutos y medio, Brasil sacó arquero jugador. Mirá si no estábamos preparados que en siete años no habíamos entrenado esa faceta de juego. Nos patearon de todos lados, defendíamos como podíamos, con el corazón y lo pudimos aguantar”.

De la actualidad, “Es injusto mencionar a alguno. Me encantan Stazzone y Basile. Me gustan todos, son animales. Entienden todo el deporte estos chicos, Cuzzolino y Rescia. Los vi en San Juan. Estos pibes emocionan”.

“El Futsal local muy bueno, para mí gusto se corre demasiado y se pierde precisión. Los mejores de la Liga: Basile, Stazzone y Kiki Vaporaki. Van un poco más bajo que el resto y tienen más calidad. Vi el último Kimberley – Banfield. Mamita, la verdad que juegan muy bien este deporte. Ataque, defensa, uno contra uno”, señala.

El “Gallego” ahora se encuentra trabajando en las Inferiores de Kimberley, a quien destaca como “un gran club”. Y cuándo se le pregunta por si tiene ganas de volver a dirigir una Primera, dice: “Sí, me gustaría volver a dirigir una Primera, pero no es algo que me desespera. Si sale, se verá en su momento. Cuando dirigí fue una experiencia linda”. 

Otras Noticias
Estadisticas
Primera División: Torneo 2020
Fixture  |  Posiciones

Fecha 1
Kimberley 3 - 3 Banfield
San Lorenzo 6 - 2 Ferro
Pinocho 1 - 6 Villa La Ñata
SECLA 1 - 1 Barracas Central
Camioneros 3 - 4 Racing Club
Boca 2 - 2 El Talar
América Del Sud 4 - 2 Estrella Maldonado
Hebraica 4 - 2 17 de Agosto
TABLA
Segunda División: 2020
Fixture  |  Posiciones

Fecha 1
Gimnasia (LP) 4 - 0 Unión Ezpeleta
Glorias 5 - 4 Argentinos
Pacífico 6 - 2 Asturiano
Independiente 3 - 5 Estrella de Boedo
Country Banfield 2 - 3 Nueva Chicago
River - Franja de Oro
UAI Urquiza 2 - 2 Jorge Newbery
Don Bosco 5 - 2 CIDECO
Huracán 2 - 1 Newell's
Atlanta 6 - 3 Platense
TABLA
INICIO | CLUBES | FIXTURE | HISTORIA | AGENDA | EXTERIOR | GALERÍAS | STAFF | CONTACTO | NOTICIAS | LINKS | ADMIN

Copyright desde 2004 - Pasión Futsal - All rights reserved